Como parte de nuestro proyecto del Club de Lectura, publicaremos reseñas de libros libros que vamos leyendo cada mes. La primera corresponde al libro que actualmente estamos comentando en el marco del ciclo de agosto.

Conocí de la existencia de Nadya Tolokonnikova cuando fue arrestada junto a dos integrantes del colectivo punk feminista ruso llamado Pussy Riot el 21 de febrero de 2012, tras subir al altar durante exactamente 48 segundos con una canción de protesta anti-Putin en la catedral Cristo Salvador de Moscú, símbolo de la Iglesia Ortodoxa Rusa. Al ser condenadas por dos años por los cargos de hooliganismo y blasfemia, en todo el mundo se levantaron voces de protesta para exigir su liberación y criticar a Vladimir Putin y su gobierno en el escenario internacional por violaciones a los derechos humanos, entre ellos, la libertad expresión.

Recuerdo que me impactó tanto la noticia que comencé a buscar todo lo que pude sobre Pussy Riot y trataba de estar al tanto del proceso hasta que fueron liberadas 18 meses despues. Posteriormente, se publicaron libros, artículos, entrevistas y documentales.

¿A qué se dedican las Pussy Riot, al arte o a la política? Para nosotras, es lo mismo, ambas cosas son inseparables.

Nadya Tolokonnikova

A fines de 2018, publicó su libro autobiográfico llamado “El libro Pussy Riot: De la alegría subversiva a la acción directa”, donde relata sus vivencias en la cárcel, su visión del mundo y sus reflexiones sobre el activismo político y el feminismo. Lo recibí como regalo de mi mejor amiga para la navidad pasada y, además reafirmar mi amor y admiración por ella, fue como una bocanada de aire fresco, debido a su rápida lectura, estilo lúdico y cercano, ya que está escrito en la forma de diálogo, donde te cuenta sobre su vida.

El libro es extenso y posee una estructura fácil de seguir, pero reglamentada. Nadya articula una guía para el activismo con “reglas” para ejercutar la acción directa de manera efectiva, tomando referentes a líderes de la historia, artistas, intelectuales y sus propuestas teóricas y conceptuales, pero lo más importante, el “espíritu de Pussy Riot”.

No es ilegal cantar y decir lo que piensas

Nadya Tolokonnikova

El concepto de alegría y humor es usado de forma bastante hábil, en contraposición al miedo y la desesperanza, sentimientos que marca fuertemente cuando comienza el libro refiriéndose a la elección de Donald Trump como Presidente de Estados Unidos en “el día en que se vino abajo el contrato social, la idea de que podíamos vivir en paz sin ensuciarnos las manos con la política, de que bastaba con votar una vez cada cuatro años para proteger nuestras libertades”. ¿Suena familiar, verdad?

Para ella, tener un espíritu alegre, la creatividad, el arte y la búsqueda de la belleza son formas de resistencia contra la opresión de los regímenes corruptos y terroríficos, así como las problemáticas que nos afectan en la actualidad, ante el resurgimiento de los nacionalismos, el auge de las políticas xenófobas y represivas en todo el mundo, los efectos innegables del cambio climático; básicamente, ver cómo todo se está cayendo a pedazos y la impotencia nos consume.

En sus recuerdos sobre la vida como prisionera, describe el tiempo que pasó en los campos de prisioneros de Moldavia, donde las mujeres se ven obligadas a trabajar durante 16 horas cosiendo uniformes de la policía y son castigadas por no cumplir con estas cuotas imposibles. Allí, aprendió a encontrar alegría en las cosas más simples, en una búsqueda desesperada por mantenerse firme en quién es y cuáles son sus objetivos.

Este periodo fue tan impactante para ella que una de sus banderas de lucha en la actualidad es la defensa de los derechos de las personas privadas de libertad en Rusia, que la llevó a estar en huelga de hambre como mecanismo de protesta, reconociendo que, gracias a la solidaridad internacional hacia la injusta condena para ella y sus compañeras, eventualmente comenzó a recibir una especie de “trato preferencial”, algunos de los cuales ayudaron a sus compañeros de prisión, aunque temporalmente.

En la cárcel no existe la opción de ser una niña indefensa. El peligro es real: luchas por la supervivencia. Luchas por tu vida con una sonrisa en la cara. Recuperas la alegría o te mueres. Puede que te mueras físicamente o te entierre tu propia apatía

Nadya Tolokonnikova

Resulta muy interesante leer la descripción que hace de sus compañeras detenidas, como su forma de concebir el activismo y la revolución solo se fue haciendo más fuerte.

Un punto interesante de destacar es la comparación que realiza entre Trump y Putin como dos caras de la misma moneda, que si bien se muestran como enemigos y se critican entre sí, es allí donde se vuelven cada vez más similares. Es en esta idea de espejo, que se da en bastantes organizaciones activistas, donde debemos poner atención y Nadya lo canaliza en mecanismos de acción directa que considera más positivos y efectivos.

Cuando las pesadillas suceden todos los días, la gente deja de reaccionar ante ellas.

Nadya Tolokonnikova

Esta es una de mis citas favoritas del libro y la razón por la cual fue elegido como la lectura del ciclo de agosto de nuestro Club de Lectura, y lo recomiendo en esta primera reseña. Pese a toda la turbulencia y desesperanza que nos rodea en el planeta, la obra toma de allí la energía para convertirla en motivación en, por más cliché e ingenuo que sea, creer en que un mundo mejor es posible si como personas nos movilizamos para ello.

Puede inspirarte a tomar algún tipo de acción en problemáticas que te interesen dentro de tu propia comunidad, ya sea en tu barrio, trabajo, escuela, universidad. El activismo es necesario más que nunca y este libro puede ser el primer paso.

Por Constanza Jorquera.

Como cada libro que forma parte de nuestro Club de Lectura, pueden encontrarlo en formato digital en la Carpeta de Mujeres Autoras, proyecto colaborativo cuyo objetivo es visibilizar, promover y compartir las obras creadas por mujeres en todas las disciplinas y géneros literarios de forma gratuita y fácil de acceso

0

2 comments on “Reseña del Club de Lectura: El libro Pussy Riot. De la alegría subversiva a la acción directa, de Nadya Tolokonnikova

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *