Cargando...
¡Este Mes del Orgullo y todos los días del año: Eres bienvenide con mucho amor!

Sakura Cardcaptor: mi primera referente feminista

Por primera vez en el Club de Té celebraremos durante el mes de abril del cumpleaños de Sakura Kinomoto con varias actividades y en este post reflexionamos sobre su historia y nuestra infancia

Texto por Constanza Jorquera e ilustración por @meiga_ilustradora.

El primer anime que vi en mi vida fue Sailor Moon, pero como solo tenía cinco años y la historia era tan extensa y compleja, no tengo muchos recuerdos sobre una reflexión acabada de la obra.

Cuando vi Sakura Cardcaptor por primera vez, yo tenía ya nueve años años y Sakura Kinomoto diez, así que fue la primera vez que vi a una heroína como yo, una niña común y corriente en una ciudad japonesa, iba a la escuela y tenía amigues, le gustaba cocinar y le temía a los fantasmas. Se convirtió en mi serie favorita y esperaba con ansias cada episodio. Soñaba con estar en una escuela y una ciudad tan hermosa, preparar esas hermosas tortas con mis amigas, tener poderes mágicos y usar esos trajes maravillosos creados por su amiga Tomoyo.

Al ser una obra del género Maho Shojo, tenía como protagonista a una niña mágica, que lucha por traer justicia y estabilidad al mundo mientras se enfrenta a los desafíos de crecer, encontrar el amor y a sí misma. Mientras explora su casa, Sakura Kinomoto encuentra un libro misterioso y al abrirlo, libera las cartas mágicas de Clow. El guardián de las cartas, Kereberos o Kero, le pide que recupere los artefactos mágicos antes de que su poder cause estragos en la ciudad y se convierte en una Cardcaptor, la única persona que tiene el poder de capturar estas cartas mágicas que poseen elementos de la naturaleza y la tierra como el viento, el agua y el tiempo.

Sakura es una gran personaje, puede ser sensible y asustada, pero en última instancia, su resolución, intuición, compasión y determinación le permiten crecer y volverse poderosa y dueña de sí misma. Tomoyo es una persona sumamente talentosa y dispuesta a compartir esos talentos con quienes quiere y Meilin es espectacular para las artes marciales.

El anime permite que las relaciones se desarrollen de una manera completa y de una forma comprensible a lo largo de cada arco, donde se desarrolla la vida cotidiana y la magia.

Crítica feminista y la realidad japonesa en Sakura Cardcaptor

Como género dentro del manga y anime en su conjunto, el Shojo suele estar dirigido a un público femenino joven. Junto con una atractiva trama principal, este género de anime se establece con un enfoque adicional en las relaciones personales y románticas de los personajes, sin ajustarse al régimen heteronormativo a menudo establecido en la literatura occidental popular. El proceso de transformación de la niña guerra mágica, que se muestra más obviamente en Sailor Moon al gritar literalmente "¡Make up!" se puede observar de la misma forma en Sakura Cardcaptor, ya que cada vez que sale a atrapar Cartas Clow y posteriormente convertirlas en Cartas Sakura, primero debe cambiarse a un nuevo atuendo, cada uno hecho para ella por su mejor amiga y compañera, Tomoyo.

Sakura Cardcaptor fue escrita, dirigida y producida por los estudios CLAMP, grupo fundamental de mangakas japonesas que marcaron un hito en la industria de la animación, en medio de una sociedad profundamente tradicional y sexista. Un elemento central de las obras de CLAMP es que se presenta el destino como un camino que cada persona elige a voluntad, lo cual es sumamente rupturista para las mujeres y las niñas en medio de roles de género e instituciones patriarcales que intentan determinar nuestro devenir por medio de obstáculos que en muchas instancias se hacen difíciles de superar.

También en la historia se repite la crítica feminista hacia las obras de Maho Shojo, por su propensión a favorecer a la chica estereotipada convencional o "moe", la glorificación de lo tradicionalmente ultra femenino, la fetichización, la infantilización, cuerpos hegemónicos y amores no correspondidos. Los pasatiempos de Sakura como hornear pasteles, ser porrista y el talento de Tomoyo para el canto y el diseño de vestuario, que en su mayoría están asociados con lo que deberían hacer las chicas jóvenes, y revela lo importante que es cumplir con las normas de género, y la demostración que el éxito en el amor es más alcanzable cuando une se ajusta a ciertos roles de género y la heterosexualidad, como la "superioridad" de Sakura sobre Meiling y el amor entre Sakura y Syaoran como relación principal.

Sin embargo, las niñas de la serie: Sakura, Tomoyo y Meiling son muy buenas referentes para las niñas. Constantemente destacamos en el Club de Té la importancia la visibilización y motivación para las niñas para cumplir sus sueños y hacer lo que aman.

Sakura es muy enérgica, linda, feliz, dulce, alegre, amable y poco femenina. Es muy atlética, de modo que es miembro del equipo de porristas de su escuela y una excelente corredora, un rasgo que heredó de su padre, aunque odia las matemáticas.

Como en la mayoría de las historias Maho Shōjo, da la impresión de ser ingenua, torpe y despistada, pero es muy perceptiva. El carácter optimista y confiable de Sakura le permite ser amigable con todos, es muy extrovertida y toda la serie se enfoca en las amistades que crea con las personas, ya sean extraños, conocidos o rivales.

Al final, la propia Sakura terminó convirtiéndose en la maestra del mazo, haciéndolo suyo y creando nuevas cartas en el transcurso de dos series y un largometraje. Pero si bien todas las cartas de Sakura eran importantes, no todas eran exactamente del mismo tipo de utilidad.

En el Episodio 25 del Anime y el volumen 3 del Manga, después de tener una dificultad para descubrir el origen de una réplica de sí misma, Sakura consulta por primera vez las Cartas Clow utilizándolas para la adivinación.

Tomoyo se destaca por tener grandes dotes artísticas. Cuando descubre que Sakura se ha convertido en el Cardcaptor, se convierte en diseñadora de modas para crear los trajes de batalla para su mejor amiga. También nos enteremos que es una excelente documentalista y filma tanto las aventuras de Sakura atrapando las cartas como la vida cotidiana de sus amigues.

Otro de los grandes talentos de Tomoyo es el canto. Canta en el coro de su escuela y tiene presentaciones en diversos espectáculos, además de actuar y diseñar el vestuario en varios eventos escolares.

Cuando aparece en la serie, Meiling es mostrada como malcriada, conflictiva y egoísta y detestable, en parte, debido a su devoción incondicional por Syaoran, lo que la hacía extremadamente celosa de Sakura.

Intentaba ayudarlo a capturar las Cartas Clow, pero terminaba interfiriendo o empeorando la situación debido a su falta de poderes mágicos. Este amor hacia su primo venía desde el momento en que él la ayudó a encontrar a su pájaro perdido y se convirtió en una gran fuerte de apoyo para ella en medio de una crianza muy dura por parte de la familia Li. Sin embargo y con el paso del tiempo, fue integrándose a la vida escolar y a crear lazos de amistad con Sakura y Tomoyo, así como con sus demás compañeras.

Cuando regresó brevemente a Tomoeda, se había vuelto más tranquila y amigable, y se enteró de que Syaoran amaba a Sakura. Meiling pasó la noche en la casa de Tomoyo después de que canceló su compromiso y gracias a su apoyo y consejos, aceptó que ambos se querían y deseaba que Syaoran fuera feliz con ella, mostrando una madurez que nunca antes había mostrado.

Esto se debía a la promesa de la infancia en la que ella dejaría el compromiso si alguna vez Syaoran se enamoraba de alguien más. Incluso, Meiling regresa durante sus vacaciones de verano a visitar a Sakura y ayudarla Sakura a confesar su amor a Syaoran.

Es importante destacar que, a menudo, Meiling ha sido un personaje subvalorado en la serie. Tiene grandes habilidades para las artes marciales y es capaz de luchar frente a frente con las cartas. Además, pesar de no tener magia, es muy perceptiva, analítica y valiente, lo que la hace ser una gran estratega.

Pienso que el principal problema con Sakura Cardcaptor tiene que ver con las relaciones de poder y la diferencia de edad. El padre de Sakura, Fujitaka, fue el profesor de su madre, Nadeshiko, quien era, por supuesto, mucho más joven que ella, pues se conociera cuando él tenía 27 años y ella 16. La preocupación de Sonomi por esta relación no estaba completamente marcada por su amor por ella como la serie nos intenta mostrar (o al menos, esa es mi visión) al ver la relación de Nadeshiko y Fujitaka como una traición, sino porque es una relación entre un adulto con poder y una adolescente que estaba subordinada por ser su estudiante.

Como en la historia las dinámicas se repiten, el profesor del curso de Sakura, Yoshiyuki Terada "sale" con una de sus estudiantes de alrededor de 12 años quien compañera de Sakura, llamada Rika. Incluso Terada le dio una especie de "anillo de compromiso" y le dice a Rika que es "madura" para una niña de su edad. Incluso Touya, el hermano de Sakura, salió con su profesora, Kaho Mizuki, durante un año comenzando en el octavo grado.

La edad de consentimiento en Japón es tan sólo 13 años, por lo que la cultura de la violación es popularizada por los medios japoneses, llegando incluso a glorificarla y romantizarla. Esto se puede ver más en las historias de "romance" en los manga y anime, también dramas, que involucran a estudiantes y profesores o personas con grandes diferencias de edad y de poder.

No olvidemos cuán estructurada socialmente es y pretende ser la sociedad japonesa, donde se ha tendido a idealizar el dominio masculino y la sumisión femenina, lo mismo con la normalización de la atracción adulta hacia niñes. Supuestamente, que una mujer tocara una espada era una deshonra para la espada y existieron armas para mujeres en el periodo Edo (en el que las mujeres no existían legalmente) donde algunas esposas de samurais pudieron recibir entrenamiento para defender sus hogares y no se les dio la forma "honorable" y menos agradable de suicidarse abriendo el abdomen en el ritual del "seppuku"; en cambio, se les dio la salida "fácil": cortarse el cuello.

Las mujeres japonesas han recorrido un largo camino desde la Era Tokugawa o Periodo Edo y la Restauración Meiji, pero muchos de los mismos problemas en ese entonces continúan hoy. En la actualidad, muchas mujeres con educación universitaria simplemente no son contratadas, incluso si están calificadas, tomando en cuenta que dentro los países de la OCDE, Japón es el que cuenta con el mayor nivel de calificación en el caso de las mujeres a nivel de pregrado y postgrado.

Todavía existe la expectativa de que una mujer casada deje su trabajo para quedarse en casa y tener hijos, y el acoso sexual, aunque técnicamente ilegal, es común en el lugar de trabajo. Los roles de maternidad y ama de casa siguen siendo muy valorados, pero dejan poco espacio para el desarrollo personal y el equilibrio entre el trabajo y la familia.

Por lo tanto, la igualdad de género en Japón ha tenido un avance lento y decepcionante. La misoginia y la cosificación de las mujeres sigue estando presente en todos los aspectos de la sociedad, pues la cultura japonesa idealiza la resistencia estoica y tranquila, que se extiende a la violencia sexual contra las mujeres. Se espera que las personas aguanten los abusos y los problemas sin quejarse, sin exteriorizarlos y buscar el apoyo necesario a nivel legal y de salud mental.

A partir de 2016, más mujeres japonesas tenían trabajo que mujeres estadounidenses, un 74,3% frente a 76,3%. Sin embargo, esto no se refleja en los salarios ni en los puestos en los espacios laborales. Una mujer japonesa gana el 73% de un hombre al mismo nivel; las mujeres representan el 49% de los estudiantes universitarios, pero solo representan el 14% de los puestos docentes; y n los negocios, las mujeres representan el 2% de los puestos en las juntas directivas y menos del 1% de los directores ejecutivos (Diamond, 2019).

Re visitar aquellas series, películas y libros que fueron importantes para nosotres en nuestra infancia desde una perspectiva crítica nos permite reivindicar aspectos positivos y alertar aquellas problemáticas normalizadas en las producciones audiovisuales hasta nuestros días.

Visibilidad y representación

CLAMP fue un estudio pionero al presentar personajes queer complejos y no estereotipados de una manera accesible para niños de todas las edades. Un elemento importante en Sakura Cardcaptor, al igual que Sailor Moon y otros manga/anime es la representación LGBTIQ+, la fluidez de género y la importancia del amor y la amistad como aquello que nos da fuerza para salir adelante, ser felices y hacer felices a otres. Para muchas personas LGBTIQ+, es fácil identificarse con mantener ocultos los sentimientos no correspondidos por une amigue, el miedo al rechazo junto con la ansiedad de que la relación se desmorone por completo si se revela la verdad y el castigo social posterior, especialmente en la década de 1990.

El vínculo entre Touya y Yukito, la atracción de Syaoran hacia Yukito y el amor incondicional de Tomoyo a Sakura, así como episodios como la obra de La Cenicienta y otras escenas, han sido ampliamente analizados por investigadores, artistas y seguidores de la serie.

De hecho, el episodio de La Cenicienta muestra cómo Sakura, representando al príncipe, rompe los valores sexistas encarnados en él y sobre ella misma como niña, mostrando que las mujeres pueden ser sus propias salvadoras y liderar las narrativas. En el Kabuki, solo los actores masculinos pueden actuar, de ahí la creación del onnagata para interpretar papeles femeninos, mientras que el Takarazuka Revue es una escuela de teatro exclusivamente para mujeres, y las mujeres especialmente capacitadas para interpretar a hombres se conocen como otokoyaku. Se supone que la onnagata se transforma completamente en una mujer, e incluso sirve como modelo a seguir para las mujeres reales, mientras que el otokoyaku simplemente retrata la masculinidad en el escenario y Sakura cumple su papel de príncipe.

Ruby Moon, un personaje sin género que presentó a una "mujer" y sirvió como rival de Yukito para Touya, fue creada para ser el equivalente de Yue y cuenta con su alter ego llamado Nakuru. Tampoco olvidemos que Clow Reed, el mago que creó las Cartas Clow, se dividió en dos personas: el padre de Sakura, Fujitaka y Eriol Hiiragazawa. quien al igual que Sakura, desempeña dos roles, el de niño en edad escolar y el de mago, y muestra diferentes rasgos de personalidad según el papel que esté desempeñando.

La serie original de Cardcaptor Sakura creó un lugar donde no solo les niñes y personas LGBTIQ+, sino que cualquier persona en la búsqueda de una narrativa representativa podía verse a sí misma en esta historia, considerando que encontrar héroes niñes y adultes jóvenes puede ser difícil de encontrar incluso ahora en las producciones convencionales. Los sentimientos de Syaoran por Yukito se consideran tan válidos como los de Sakura hacia él, lo que se puede ver extensamente, especialmente en el episodio de San Valentín.

Además, Tomoyo está rodeada por mujeres importantes en su vida y ésta se centra en su vinculo con ellas, como su madre, Sonomi, y Sakura.
De manera similar, la madre de Sakura no respondió a los sentimientos de su prima (que resultó ser la madre de Tomoyo), ya que estaba enamorada de un hombre mayor (el padre de Sakura), de la misma manera que Sakura se siente atraída por Yukito, un chico mayor. Ambas madres están ausentes de sus vidas, la madre de Sakura a través de la muerte y la de Tomoyo a través de continuos viajes de negocios, y pareciera que las niñas parecieran estar condenadas continuar con la historia.

CLAMP y el amor como protagonista

Quiero detenerme en el tema del amor. En un melodrama casi al estilo de una telenovela, a Sakura le gusta el mejor amigo de su hermano mayor (quien, sin que ella lo sepa, también es su interés amoroso), mientras que su mejor amiga está enamorada de ella también en secreto.

Después de muchas identidades secretas mágicas y falta de comunicación, Touya y Yukito/Yue dos se dan cuenta de lo importantes que son el uno para el otro y terminan la serie como pareja. Incluso, Touya renuncia a toda su magia para ayudar a mantener vivo a Yukito al final de la temporada 3 y debido a que nunca más podrá sentir cuándo Sakura está en peligro, le pide a Yukito/Yue protegerse a sí mismo y a Sakura.

Por su parte, Tomoyo es la fan número uno de Sakura, graba sus aventuras y crea sus trajes para la batalla. También es un personaje sorprendentemente maduro que guarda sus propios secretos, y también influye no solo en sus propias relaciones con Sakura y varios otros personajesa, sino también en la autorreflexión de Sakura y la comprensión de sus relaciones con las personas que la rodean. Tomoyo ya conoce los sentimientos de Syaoran por Sakura y, como una verdadera amiga, fomenta su romance por el bien de la felicidad de Sakura en lugar de la suya propia.

Investigando para este post, encontré una declaración de la directora y escritora de CLAMP, Nanase Ohkawa, quien se refirió al vínculo amoroso entre Sakura y Syaoran:

"Me alegra que los lectores estén felices de que Sakura y Shaoran se hayan juntado, pero que cualquiera piense que es porque hacen una pareja normal ... es un poco desconcertante. Sakura no eligió a Shaoran porque es un chico cercano a ella en edad. Si Syaoran hubiera sido una niña, si hubieran estado muy separados en edad, mientras él todavía fuera Shaoran, creo que Sakura se habría enamorado de él. Me entristecería si pensaran que son una buena pareja porque son normales".

En las obras de CLAMP, el amor existe como una construcción y conexión espiritual, no física ni normada socialmente. Su creadoras emplean el género Shojo para ellas mismas y lo que quieren visibilizar, y han declarado que "el amor no conoce el género", de modo que el hecho de que Sakura no correspondiera a los sentimientos de Tomoyo no tiene nada que ver con el hecho de ambas sean niñas.

Un elemento interesante es el rol de las cartas. La idea de "Luz" y "Oscuridad" se han presentado en la cultura como polos opuestos y donde la luz representa lo masculino y lo público, mientras que la oscuridad es lo femenino y lo privado. Sakura es incapaz de capturar la Oscuridad y, al hacerlo, convertirla en parte de sí misma, hasta que reconoce la Luz dentro de sí misma, de modo que la adquisición de la Luz y la Oscuridad por parte de Sakura como un símbolo de género es un análisis interesante que se puede desarrollar.

y recordé la carta de la Esperanza, que es fusión entre la carta La Nada y la Carta Sin Nombre.
Es exclusivamente una carta Sakura / Star y nunca existió como una carta Clow.
Al final de la segunda película, “La Carta Sellada”, Sakura sella la Esperanza y todo el daño destructivo causado por la Nada se deshace instantáneamente.
La esperanza revolotea en las manos de Sakura y la nueva carta le asegura que todo estará bien y que Syaoran no se verá afectado por protegerla.
La carta muestra la apariencia de la niña original de la carta La Nada, pero ahora con una expresión de felicidad en su rostro en lugar del dolor de La Nada.
No conocemos el real alcance de la magia de la carta Esperanza, pero se presume que es capaz de dar esperanza y amor a quien la porta, es decir, Sakura, y a quienes más ama.
No estamos dentro de la historia de Sakura Cardcaptor, de modo que no contamos con cartas mágicas que nos ayuden a lo largo de nuestra vida, pero algo muy importante en la obra es que la magia se crea a partir de la energía, el amor y la fuerza interior.
La Carta Esperanza puede adquirir muchas formas, tu familia, amigues, mascotas, hacer lo que nos apasiona, crear algo a partir de nuestro esfuerzo y trabajo duro, leer un buen libro o ver una película. No pierdas la Esperanza, ella siempre estará dentro de ti.

Gracias a todas las amigas ilustradoras que participaron en el proyecto de ilustración de Sakura Cardcaptor Day donde exploramos diversos aspectos de la historia y sus personajes.

Galería de imágenes

Ilustración por Conifran

Ilustración por @_.noanoa

Ilustración por @meiga_ilustradora

Ilustración @kanishcat

Ilustración por @lefaceless

ilustración por Isabel Mellado

Ilustración por @karuccino

Ilustración por @colorinchemacka

Ilustración por @moriloopie

Ilustración por @colorinchemacka

Ilustración por @colorinchemacka

Ilustración por @kanishcat

Ilustración por @jalea_pops

Ilustración por @saitamon

Ilustración por @anemonimida

Ilustración por @solilus_

Ilustración por @marina.ce.ilustra

Ilustración por @mapacchita

Ilustración por @verena_rod

Ilustración por @floraluzarte

Ilustración por @colorinchemacka